Casa del Tibet

EL ESPAÑOL: Lama Drubgyu Tempa “El budismo no es más que encontrarse uno mismo”

EL ESPAÑOL: Lama Drubgyu Tempa “El budismo no es más que encontrarse uno mismo”

El budista ofrece unos cursos en el Casino de La Laguna sobre los Bardos

NORBERTO CHIJEB
27/01/2019


El lama, muy expresivo, durante la entrevista,  en el centro budista
Tenerife Kagyu Dyang Chub Chöling / FRAN PALLERO

Desde el viernes, y hasta el domingo, imparte en el Casino de La Laguna un curso sobre los Bardos, el ciclo total de la existencia que transcurre entre la muerte y el útero materno. Se trata del lama Durbgu Tempa, del linaje Kagyu, una de las cinco ramas del budismo, que desde 1984 imparte sus enseñanzas, desde el centro Dag Shang Kagyu, instalado en las montañas de Benasque (Huesca).

El venerable, nacido en Bután, en 1955, ha sido invitado por el centro budista Tenerife Kagyu Dyang Chub Chöling, y son habituales sus visitas a la Isla así como a Gran Canaria, “donde contamos con más de trescientas personas que nos siguen”, comenta el lama, con un castellano entendible, que comenzó a practicar cuando su mentor en Sonada (India), a donde llegó con 18 años, Kalu Rinpoche lo llevó consigo en su viaje por occidente y el Lama Puntsok Wangdü, ya residente en España, le designó guía espiritual de una decena de centros españoles, como que el de La Laguna.

En los cursos que dará en el Casino hablará de los Bardos, que él define como “el proceso de la naturaleza para prepararse para la reencarnación, pero sin asustarse, se trata de cómo vivir, cómo soñar, cómo aprender, sin miedo a la muerte” porque “los conceptos de karma y renacimiento son aceptados como dogmas esenciales en el budismo”, soltando una enorme carcajada cuando comenta “yo estoy reencarnado, como usted, pero no tengo categoría”.

Para el lama “El budismo no es una monarquía mundana, como la que hay en Bután, pero sí una monarquía espiritual” y cuando se le habla de las similitudes que puede haber entre cristianismo y budismo, con sus diferentes ramas o linajes, Drubgy Tempa afirma que “la cabeza es la misma, porque viene más allá de 2.500 años, porque nosotros tenemos cinco linajes, pero todos vienen de Buda, al igual que las diferentes ramas del cristianismo, aunque la diferencia de la enseñanza de Buda es que el Dios o la Diosa está dentro de nosotros, el budismo no es más que encontrarse a uno mismo”.

Se muestra entusiasmado cuando se le habla de aumento del budismo en occidente. “En Europa está creciendo el budismo, en Alemania, en Francia, crece porque su santidad Dalai Lama se mueve mucho por todo el mundo, como hago yo a menor escala por toda España”.

Y considera la meditación esencial para combatir las prisas de la actual sociedad: “La rapidez no es sana, hay que vivir con paciencia, piano piano.Cuando la gente acelera o toca el claxon en una carretera no tiene paz interior, solo estrés. La tranquilidad y la meditación es siempre la mejor ayuda”, recalca.

Data noticia: 
Monday, January 28, 2019
Type: 
Altres notícies