Casa del Tibet

ABC: Detenido el fotógrafo que retrata la cara más oscura de China

ABC: Detenido el fotógrafo que retrata la cara más oscura de China

Lu Guang, premiado tres veces con el World Press Photo, fue arrestado en la región musulmana de Xinjiang

Lu Guang, en una imagen de julio de este año
Lu Guang, en una imagen de julio de este año - Lu Guang

Pablo M. Díez
@PabloDiez_ABC
Corresponsal en Pekín
14/12/2018

Tal y como se temía, el famoso fotógrafo chino Lu Guang, que llevaba desaparecido desde principios del pasado mes de noviembre, ha sido detenido en la remota y conflictiva región musulmana de Xinjiang, a unos 4.000 kilómetros al oeste de Pekín. Así se lo confirmó este jueves al periódico « South China Morning Post» su esposa, Xu Xiaoli, quien vive en Estados Unidos.

Según contó a dicho medio, la Policía se había puesto en contacto con la familia de Lu para notificarles su arresto en Xinjiang, pero sin explicarles los motivos. «No podemos decir cuál es la acusación», indicó la mujer, que había contratado a un abogado para ir a Xinjiang a ver al detenido. Aunque el letrado había pedido permiso a la autoridades para reunirse con el fotógrafo, su solicitud no ha sido concedida, detalló Xu.

A sus 57 años, Lu Guang es uno de los fotógrafos más reputados de China, donde viene documentando desde 1993 su más dura realidad. Suyas son, por ejemplo, las sobrecogedoras imágenes de enfermos consumidos hasta los huesos en los pueblos del sida y de humeantes chimeneas en las zonas más industrializadas del país.

Tan impactantes instantáneas, reproducidas por medios de todo el mundo, le han valido el premio World Press Photo en tres ocasiones (2004, 2015 y 2017) y otros galardones como el de National Geographic, el Henry Nannen y el W-Eugene Smith Grant.

Campos de reeducación

Pero ni este reconocimiento internacional le ha servido al fotógrafo para librarse de la creciente represión en China, sobre todo en la levantisca región musulmana de Xinjiang. Se trata de un territorio prácticamente vedado para los periodistas porque, según algunos estudios de los que se ha hecho eco Naciones Unidas, el régimen de Pekín mantiene allí confinados en campos de reeducación a un millón de uigures, la etnia autóctona que aspira a la independencia.

Tras negarlo al principio, las autoridades han reconocido la existencia de dichos campos, que denomina escuelas de formación profesional para impedir la radicalización islamista.

Al margen del número de prisioneros, reducido por los medios oficiales chinos pero sin dar una cifra concreta, lo realmente alarmante es que han sido encerrados sin cometer ningún delito.

Por invitación de un amigo, que también ha sido detenido, Lu Guang llegó a la capital de esta convulsa región, Urumqi, el 23 de octubre. A continuación viajó hasta Kashgar, la legendaria parada de la Ruta de la Seda en la frontera con Asia Central, y finalmente volvió a Urumqi el 3 de noviembre. Ese día se le perdió la pista hasta que, el pasado día 6, la Policía china comunicó a su familia su detención.

Sospechando que había sido arrestado en Xinjiang, tanto el Club de Corresponsales de Hong Kong como otros prestigiosos fotógrafos chinos habían pedido públicamente información a las autoridades.

Rompiendo su silencio, la Policía ha reconocido su detención. Pero ahora está por ver de qué se le acusa y qué fotos tan comprometedoras para el régimen ha tomado en Xinjiang.

Data noticia: 
Monday, December 17, 2018
Type: 
Altres notícies