AI pide contención a las autoridades chinas en su intento de controlar las protestas en Mongolia Interior

Europa Press

Amnistía Internacional (AI) ha solicitado a las autoridades chinas que “ejerzan la contención y no lleven a cabo una represión violenta de las protestas étnicas por parte de ciudadanos de etnia mongol en la región autónoma de Mongolia Interior.

   China ha sellado partes de la región, rica en recursos y localizada estratégicamente entre Rusia y Mongolia, después de que las manifestaciones se extendieran por la provincia a causa del asesinato de un pastor mongol. Las autoridades chinas ha impuesto este viernes la ley marcial en dos condados de la región de Mongolia Interior en el quinto día de protestas.

   “Las autoridades chinas deben respetar la libertad de expresión y asamblea de los manifestantes”, ha señalado la representante de AI para Asia Pacífico, Catherine Baber. “Debido a la dura represión de protestas similares en otras regiones, como Xinjiang y Tibet, hay base para la preocupación a causa de la situación en Mongolia Interior”, ha agregado.

   “En el corazón de estas protestas se encuentran llamamientos a los Derechos Humanos y al respeto de la cultura mongol que llevan repitiéndose desde hace mucho. Durante años, las autoridades chinas han detenido de manera regular a activistas y escritores que hacían públicas dichas peticiones, condenándoles a prisión”, ha indicado Baber. “Las protestas son una llamada de atención para las autoridades”, ha añadido.

SITUACIÓN DE LOS MONGOLES EN CHINA

   Los mongoles se han quedado en minoría en su propia región frente a la etnia han a causa de los fuertes flujos migratorios que se registraron durante las últimas décadas. A día de hoy, apenas representan el 20 por ciento de un total de 24 millones de personas en Mongolia Interior. Como consecuencia, la etnia han ha sido acusada por los ciudadanos mongoles de concentrar el poder de esta zona situada en el norte de China, que representa una décima parte del territorio chino.

   Aunque estos hechos son poco habituales en China, donde solamente se registran acontecimientos de este tipo en la región del Tíbet y Xinjiang, el Gobierno de China continúa ejerciendo una dura política para con los mongoles, que pretenden que se respeten más sus derechos.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.