La Prensa china dice que las protestas en España muestran los males del capitalismo

Terra Internacional

El oficial “Diario del Pueblo”, portavoz del Partido Comunista de China, publicó un editorial dedicado a las protestas que desde hace una semana se han producido en Madrid y otras ciudades españolas, señalando que los jóvenes que las protagonizan “se sienten abandonados por el capitalismo”.

“Los jóvenes españoles esperaban vivir en un mundo capitalista como sus padres, no querían dejarlo, pero ahora se sienten abandonados por el sistema” analiza el diario, destacando que la juventud en países como España ha sido la gran víctima de la crisis financiera mundial.

“La gente se siente decepcionada por los políticos y preocupada por el futuro personal y de su país”, subraya el editorial, destacando que ahora está por ver si estas protestas serán un síntoma de los problemas sociales o algo más, el inicio de reformas importantes en la sociedad.

El diario oficial explica que en España “las manifestaciones son muy comunes”, aunque la iniciada a mediados de mayo tiene rasgos diferentes “porque los organizadores dicen que los partidos que se turnan en el poder no pueden solucionar los problemas”.

El medio también asegura que las peticiones de las protestas parecen dar a entender que “se necesita un sistema político nuevo”, por lo que, aunque pacíficas, las relaciona con las que se han producido con anterioridad en el norte de África y Oriente Medio.

“Diario del Pueblo” destaca lo pacífico y participativo de las protestas, donde los manifestantes muestran “responsabilidad” pese a su disconformidad con el sistema.

En China, algunos miembros de la comunidad española han lanzado a través de internet o entre sus grupos de amigos llamamientos a concentrarse también en zonas de ciudades como Pekín y Shanghái, aunque no se han concretado por el momento, algo que se antoja difícil debido al celo con que las fuerzas de seguridad chinas vigilan cualquier protesta pública.

En el mes de marzo, llamamientos en China a protestar en lugares céntricos de ciudades de todo el país, a través de internet, fueron contestados por las autoridades con una férrea vigilancia de los lugares donde se habían convocado esas manifestaciones, y más tarde con un estrechamiento del cerco a la disidencia.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.