China investiga sus propias “cárceles negras”

DPA

Pekín – La policía de Pekín investiga la existencia de “cárceles negras” en la capital china, cuya existencia fue negada hasta ahora, informó hoy el diario China Daily. Agregó que indaga a una empresa de seguridad cuyos empleados interceptan a personas de las provincias que vienen a quejarse ante el gobierno central, los retienen en instalaciones clandestinas y luego los envían de regreso a sus lugares de origen.

Las autoridades locales les pagan para evitar que el gobierno central se entere de irregularidades a través de estas personas. Según informes de prensa, el ejecutivo de la Anyuanding Security Services Company, Zhang Jun, fue detenido por “encarcelamiento ilegal de personas y negocios clandestinos”.

Aparentemente los peticionarios eran retenidos contra su voluntad en viejos hoteles o casas alquiladas, donde les quitaban sus documentos y celulares hasta que las autoridades de sus lugares de origen ordenaban enviarlos de regreso. La firma tiene 3.000 empleados. Sólo en 2008 tuvo ventas por 21 millones de yuanes (2,3 millones de euros), escribió la revista Caijing.

La práctica de secuestrar peticionarios en Pekín y mantenerlos e incluso maltratarlos a veces durante semanas en “cárceles negras” (heiyu), como las denominan los chinos, es denunciada desde hace años por grupos internacionales de defensa de los derechos humanos. Sin embargo, las entidades oficiales siempre rechazaron estos informes.

En China existe desde hace muchos años la tradición de que peticionarios de otras ciudades pueden quejarse en determinadas oficinas en Pekín sobre abuso de poder, expropiaciones ilegales, corrupción y otras injusticias.

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.