Casa del Tibet

Notícies

NdP CAT (Comité de Apoyo al Tíbet): El Tíbet ante el Tribunal Constitucional: un corta y pega hacia la impunidad

NdP CAT (Comité de Apoyo al Tíbet): El Tíbet ante el Tribunal Constitucional: un corta y pega hacia la impunidad

10 Marzo 2109

Tercera sentencia del Tribunal constitucional desestimando con calcados y sorprendentes argumentos los recursos del Grupo Parlamentario Socialista, Falun Gong y el caso Tíbet contra la reforma de la ley de Justicia Universal por presiones del Gobierno Chino.

El CAT informa:
El fallo del Tribunal Constitucional (TC) que acaba de sepultar ante los tribunales españoles el caso Tíbet venía anunciado desde finales de diciembre. En efecto, la sentencia de 20 de diciembre de 2018 del TC declaraba que la reforma de la jurisdicción universal operada por el gobierno conservador de Rajoy se adecuaba a la Constitución, lo cual presagiaba la debacle que estaba por venir. Los jueces del Constitucional, desestimaban el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por los diputados socialistas.  Aún así, a pesar de admitir, tanto el cambio de criterio interpretativo de la justicia universal desde la sentencia de 2005 del caso Guatemala, como que la reforma legal del 2014 había cambiado de forma radical el acceso de las víctimas a la justicia, concluyeron que el poder legislativo tiene toda la potestad para operar esa modificación restrictiva. Que se haya suprimido la acción popular, que se considere que el derecho internacional no está por encima del interno, que se archiven de forma retroactiva los procedimientos o que esa reforma legal fuera motivada por las presiones de un país extranjero, China, no han sido obstáculos para dar el visto bueno a la nueva ley.

De esta forma, desde finales de diciembre se esperaba que los distintos casos que habían sido admitidos a trámite en amparo en el Tribunal Constitucional fueron finiquitándose de forma irremediable. Y así ha sido, el primer asunto en caer fue el otro que incomodaba a China, el de los crímenes cometidos contra los practicantes de Falun Gong. Y al mes siguiente de nuevo se reunía la Sala Segunda del TC para acordar el dar la última sepultura a las ansias de justicia de las víctimas del genocidio tibetano.

A pesar de esta nueva obstaculización y contaminación política y aunque las perspectivas no invitan a la confianza, aún queda un último recurso que el CAT agotará hasta el final acudiendo al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos en los próximos meses.

Comentario legal sobre la argumentación - corta y pega - del Tribunal Constitucional:
La sentencia que acaba de ser comunicada formalmente al CAT como principales querellantes, a la Fundación Casa del Tíbet como co-querellante y a Thubten Wangchen como acusación particular y que viene fechada a 25 de febrero de 2019, despacha en 28 páginas el recurso de amparo. Llama poderosamente la atención que la práctica totalidad del fallo es un corta y pega de los antecedentes del mismo y la sentencia de diciembre de 2018 del TC. Todo ya había quedado bien atado y el TC solo tiene que ir reproduciendo los mismos argumentos. En definitiva, que el genocidio, el crimen de lesa humanidad y los crímenes de guerra que llevaban años investigándose no pueden enjuiciarse en España, ya que ni los dirigentes del Partido Comunista Chino denunciados, ni tienen nacionalidad española, ni residen de forma habitual en nuestro país. Y el que haya una víctima española, el querellante Thubten Wangchen, tampoco es ya motivo para que se continúe con el procedimiento, puesto que en el momento que sufrió la persecución por las autoridades chinas aún no tenía adquirida la nacionalidad española. Asimismo, se considera que el archivo retroactivo del caso no ha implicado el denegar el acceso a la justicia a las víctimas, ya que el mero hecho de haber podido recurrir hasta el Tribunal Constitucional implica lo contrario.

El CAT opina:
No es solo el Tíbet; con tres sentencias consecutivas, se confirma por parte del TC el finiquitar de forma definitiva la jurisdicción universal en España y en concreto, los casos dirigidos contra líderes del Partido Comunista Chino, los del Tíbet y Falun Gong. El timing de dichas sentencias no pasa desapercibido tras más de 4 años de espera sin respuesta. Quedan también en la cuneta las víctimas de los casos Couso, campo de refugiados Ashraf en Iraq, Guantánamo, vuelos de la CIA, Flotilla Libertad Palestina, miembros de las SS en campos de exterminio nazis.

Tampoco la tramitación de una nueva ley de JU parece que está pasando un buen momento y las sentencias del TC llegan a echar un cable ante la duda. A pesar del consenso que se consiguió en el rechazo de la reforma del PP en 2014 donde se ahogó la posibilidad de seguir adelante con todos los casos de justicia y el acuerdo de restaurar y ampliar esta ley, parece que ahora la aplicación del Derecho Internacional y la JU en España la decide el Ministro de Asuntos Exteriores, según convenga económica y diplomáticamente.

El abogado investigador y redactor de las querellas del Tíbet, José Elías Esteve Moltó (U. de Valencia), se ha pronunciado al respecto de la noticia: "El primer paso dado por la reforma en solitario del PP de la justicia universal queda avalado con estas sentencias del Tribunal Constitucional. España a pesar de haber ratificado tratados sobre la protección de derechos humanos, ha ignorado definitivamente sus obligaciones imperativas internacionales. Resulta más que evidente que las víctimas tibetanas de este genocidio han sido un estorbo para el Estado que obviamente ha primado las exigencias de la agenda económica internacional marcada por las grandes corporaciones. Con decisiones como ésta, los cimientos sobre los que se asienta un Estado de Derecho y sus valores se descomponen. Aún así, y siendo conscientes de las adversidades y de los intereses que defienden políticos y juristas ajenos al sufrimiento de las víctimas, la lucha continua, y se acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo".

El director de CAT, Alan Cantos ha opinado lo siguiente al respecto: "Día triste cuando el Tribunal Constitucional (TC) sentencia que no hay ningún problema en arrodillarse a las presiones económicas de China, ignorar tratados internacionales vinculantes cambiando leyes de obligado cumplimiento y que los Estados no pueden cambiar,  y aplicar injustamente la retroactividad en casos abiertos durante años. El apoyo del TC a que la obstaculización permanente a todos los casos "incómodos" no va contra la Constitución Española es la claudicación final de los principios legales y éticos ante los intereses económicos. Gracias a la sentencia "copia y pega" del TC hemos pasado de referentes y pioneros en la aplicación del Derecho Internacional en los crímenes más graves del mundo, al vagón de cola; todo lo cual crea más impunidad y abandono de víctimas, dejándolas en la cuneta en casos de genocidio, tortura, crímenes de guerra, etc, cometidos en países poderosos, pasados y futuros. Una vergüenza y mal precedente para nuestra democracia.”

El CAT concluye:
En síntesis, estas son unas nefastas y tristes noticias judiciales para conmemorar 60 años de ocupación ilegal y genocidio impune que ahora queda avalado por la ley y la justicia española.

Fin de la Nota de Prensa

Data noticia: 
Diumenge, 10 Març, 2019
Tipus: 
Notícia sobre la Casa del Tíbet