Casa del Tibet

Notícies

LA VANGUARDIA: China acusa a ciudadano sueco y bufete local de poner en riesgo la seguridad

LA VANGUARDIA: China acusa a ciudadano sueco y bufete local de poner en riesgo la seguridad

19/01/2016 19:12
Pekín, 19 ene (EFE).- Las autoridades chinas dijeron hoy que la ONG China Action, cofundada por el sueco Peter Dahlin, detenido este mes, recibió dinero no declarado y llevó a cabo actividades irregulares en conexión con una firma de abogados local perseguida por Pekín que pusieron en peligro la seguridad del estado.

La policía y las autoridades de seguridad chinas señalaron en un comunicado que cita hoy la agencia oficial Xinhua que la organización contrató y entrenó a otros para "reunir, fabricar y tergiversar información sobre China, suministrando informes de derechos humanos a asociaciones internacionales".

Como resultado, dice, varios sospechosos, incluido Dahlin, "han sido puestos bajo medidas coercitivas de acuerdo con la ley".

Añade que la ONG recibía "altas sumas de dinero" por parte de siete organizaciones extranjeras para crear "incidentes de masas", y la relaciona con el bufete Fengrui, establecido en 2007 para llevar los casos de derechos humanos más importantes que han tenido lugar en el país y perseguida desde hace meses por Pekín.

Acusa a Fengrui de orquestar "protestas pagadas", y afirma que Dahlin y el abogado de la firma Wang Quanzhang, acusado de subversión, cofundaron Joint Development Institute Limited (JDI) en Hong Kong en agosto de 2009, que operaba en la China continental bajo el nombre China Emergency Rights Aid Group.

No obstante, el nombre de la ONG del ciudadano sueco figura como Chinese Urgent Action Working Group (o China Action).

El comunicado dice que la organización de Dahlin dio fondos para ayudar a escapar de China al hijo de la célebre abogada Wang Yu, detenida y acusada de subversión junto a Wang y a otros tres abogados.

Por otro lado, indica que una ONG extranjera no nombrada pidió a JDI que interpusiera 96 demandas contra el Gobierno chino cada año y le exhortó a que entrenara a abogados, pagando a letrados como Wang Yi unos 5.000 yuanes al mes (696 euros) y dándoles 20.000 (2.785 euros) por cada caso ganado a las autoridades.

La organización, dice, recibió casi 10 millones de yuanes (1.392 millones de euros) del extranjero en los últimos años, llevándose prácticamente la mitad Dahlin y sus socios en forma de falsos salarios.

El texto señala que Dahlin ha admitido que los informes de derechos humanos "se hacían a través de investigaciones online y podrían no reflejar la realidad", y también que ha ofrecido "profundas disculpas por herir al Gobierno y a la población china".

La admisión de culpabilidad es una de las exigencias de la Justicia china, controlada directamente por el Partido Comunista, para aplicar una pena atenuada al acusado.

China Action tachó hace días las acusaciones de "infundadas" y denunció no haber podido tener contacto con Dahlin desde que desapareció el 3 de enero cuando acudía al aeropuerto de Pekín para viajar a Tailandia.

El caso tiene lugar en medio de una campaña de represión sin precedentes de China contra abogados de derechos humanos, con alrededor de 300 letrados interrogados, detenidos o sometidos a vigilancia residencial desde julio. EFE

Data noticia: 
Dimecres, 20 Gener, 2016
Tipus: 
Altres notícies