Casa del Tibet

Notícies

GEA PHOTOWORDS: Solidaridad política con el Tíbet

GEA PHOTOWORDS: Solidaridad política con el Tíbet

Texto original: Solidaridad Política con el Tíbet

La defensa de los Derechos Humanos en el Tíbet se internacionaliza. Dos actos, uno de carácter político en el Congreso de los Diputados de Madrid y otro en Bruselas, en el que se abordará el genocidio cultural tibetano que ha ejecutado el Partido Comunista Chino, nos vuelven a recordar hoy –Día Mundial de los Refugiados– la lucha de un pueblo oprimido contra su opresor. La represión china continúa y los monjes budistas mantienen sus inmolaciones, pero la esperanza de ver un Tíbet libre sigue viva.

Por Borja González Andrés para GEA PHOTOWORDS“¿Qué está haciendo el Gobierno que usted representa para que se respeten los Derechos Humanos (DDHH) en el Tíbet?”. A esta pregunta, formulada por el diputado del Partido Nacionalista Vasco, Aitor Esteban, tendrá que responder hoy el ministro de Exteriores del gobierno español, José Manuel García-Margallo, durante el Pleno del Congreso de los Diputados.

No será la única referencia al Tíbet que se haga en el palacio de las Cortes durante la jornada. Ya por la tarde, a partir de las cinco, el intergrupo parlamentario para la promoción y la defensa de los DDHH recibirá a Thubten Wangchen, director de la Fundació Casa del Tíbet de Barcelona y diputado por Europa del Parlamento Tibetano en el exilio.

“Se trata de aprovechar el Día Mundial de los Refugiados para explicar en el Parlamento la situación actual de Tíbet. Creo que el hecho de que diputados españoles, encabezados por el representante de Convergencia i Unió, Carles Campuzano, se reúnan conmigo ya significa algo”, señala Wangchen.

“En un país como España, donde ninguno de los presidentes de la democracia ha recibido oficialmente al Dalai Lama por miedo a la respuesta de China, este acto puede servir como acercamiento. Y por eso, como muestra de agradecimiento y cordialidad, quiero ofrecerles mi khatag, nuestra bufanda de seda [de los tibetanos]”

La recepción a Wangchen se enmarca dentro del Día de Solidaridad para el Tíbet. Una jornada, organizada por la Red Internacional de Parlamentarios para el Tíbet (INPaT), que pretende concienciar a los representantes políticos de todo el mundo sobre la dramática situación que viven los habitantes del territorio ocupado por China, incluyendo las decenas de inmolaciones que muchos monjes han llevado a cabo como símbolo de desesperación durante los últimos meses.

Se calcula que desde marzo de 2011, más de 35 religiosos tibetanos, la mayoría jóvenes, se han prendido fuego. Estos actos, que solían producirse en provincias colindantes con el Tíbet ocupado o en las inmediaciones de los monasterios, ya han llegado a la capital, Lasha.

El 27 de mayo, coincidiendo con una multitudinaria celebración religiosa en la ciudad, dos jóvenes se inmolaron a lo bonzo frente al templo Jokhang. Uno murió, y el otro resultó gravemente herido. Desde entonces, las fuerzas de seguridad chinas se han multiplicado en la capital. Algunas fuentes -de las pocas que tienen acceso a lo que ocurre en la zona- hablan de centenares de detenciones y expulsiones del territorio tibetano. Días después, el gobierno de Pekín imponía la prohibición de visitar Tíbet a ciudadanos extranjeros de forma individual, y establecía un cupo mínimo de cinco personas (de la misma nacionalidad y bajo la supervisión de un guía chino) para que pudieran acceder al territorio.

En este contexto de tensión, la INPaT hace un llamamiento a los gobiernos democráticos para que insten a las autoridades chinas “a que reciba al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para que pueda llevar a cabo una misión de determinación de hechos en el Tibet, incluyendo las áreas tibetanas donde han tenido lugar muchas de las inmolaciones”.
 
También en Bruselas

La capital comunitaria también será hoy un lugar de encuentro para las reivindicaciones en torno al Tíbet. En este caso, sobre el genocidio cultural que se está produciendo en la región, según denuncia un informe emitido por la International Campaign for Tibet (ICT).

Desde las 10.45 horas, varios expertos examinarán el impacto sobre la cultura tibetana que ha tenido la dominación del Partido Comunista Chino durante más de seis décadas. Entre ellos estarán Alán Cantos, director del Comité de Apoyo al Tibet (CAT), que ya nos presentó en GEA PHOTOWORDS a uno de los testigos a los que el juez Ismael Moreno llamó a declarar en la Audiencia Nacional en relación con un posible genocidio cometido en el Tíbet.

Ese testigo, el médico norteamericano Blake Kerr, presenció abortos, esterilizaciones forzadas, torturas e infanticidios durante sus estancias en el Tíbet entre los años 1987 y 1999, como contaba en esta entrevista.

Data noticia: 
Dimecres, 20 Juny, 2012
Tipus: 
Notícia sobre la Casa del Tíbet