Casa del Tibet

Notícies

EL PULSO.ES: Thubten Wangchen: “El Dalai Lama vivirá 103 años”

EL PULSO.ES: Thubten Wangchen: “El Dalai Lama vivirá 103 años”

monjetibetano3-1024x768El parlamentario tibetano desgranó en Madrid algunos motivos de esperanza para su pueblo, víctima de la ocupación china.

“Cualquier tibetano puede ser encarcelado si los guardias chinos descubren en su móvil una imagen del Dalai Lama.”

Sin desplazar la sonrisa de su rostro, e incluso añadiendo la coletilla “pero… ¡bien!” cada vez que relataba un hecho sangrante para su pueblo, el lama Thubten Wangchen, parlamentario elegido por los tibetanos (de un Parlamento en el exilio, sin reconocimiento internacional) para Europa, ofreció en Madrid una conferencia, dentro de su interminable gira mundial para despertar la atención sobre la realidad del pueblo tibetano.

Se trata de un drama que los poderosos intereses comerciales chinos en el mundo ocultan y manipulan, hasta el punto de que ningún Organismo Internacional se manifiesta sobre la ocupación del Tibet desde hace muchos años, y un tema que los medios de comunicación masivos, como parte del aparato comercial global, soslayan por incómodo o semiprohibido.

En su conferencia, Wangchen resaltó que, en lo que va de año, 78 jóvenes tibetanos se han autoinmolado, prendiéndose fuego a sí mismos antes que ejercer la violencia contra un chino, al no poder soportar el dolor del prolongado expolio de su país, la vigilancia militar china de sus monasterios, la ausencia de libertad de educación, de prensa… Afirmó que China está llevando al Tibet, donde nacen sus mayores ríos (el Amarillo, el Mekong y el Yangtsé), basura radioactiva y contaminando sus aguas. Que su país no es pequeño, sino la tercera parte de la actual China, y ese dominio territorial incluye minas de oro, cobre y mucho uranio, además de gas.

Wangchen aclaró que Tibet jamás ha sido parte de China, y que ya en el siglo VIII, de modo pacífico, tuvo que parar los pies a su vecino, llegándose a firmar un tratado de respeto mutuo entre ambos países que hoy los chinos han borrado del pilar donde fue escrito.

Pero fiel a la esperanza, y a la filosofía budista que proclama (y practica) la armonía y una paz que comienza por uno mismo para extenderse a los demás, Wangchen recordó el ejemplo de Gandhi y dejó dos argumentos para la esperanza en su país. Por un lado, la certeza de que el Dalai Lama, un símbolo muy fuerte para su causa, vivirá (“si no pasa algo raro, porque los chinos son muy chinos” ) hasta los 103 años, y dejará instrucciones muy específicas sobre el modo de identificar su reencarnación.

Por el lado chino, Wangchen reveló que existía también una luz al haber tenido noticia de que la esposa del nuevo presidente chino, Xi JiPing, es una ferviente practicante del budismo tibetano, y el propio padre del presidente es un gran admirador del Dalai Lama.

Lunes, 26 de Noviembre de 2012 23:44

Data noticia: 
Dilluns, 26 Novembre, 2012
Tipus: 
Notícia sobre la Casa del Tíbet